Productos Farmacéuticos

¿Alguna vez te has preguntado por qué los frascos de pastillas son anaranjados? Aquí te respondemos.

En realidad no es algo que piensas hasta que alguien se hace la pregunta. ¿Por qué los frascos de pastillas son anaranjados? Los frascos de pastillas son de color naranja translúcido para imitar las botellas de color ámbar que solían ser utilizadas años atrás. El colorante naranja ayuda a evitar que la luz UV dañe los medicamentos que se mantienen dentro del frasco. Los medicamentos pueden ser fotosensibles, lo que significa que la luz UV podría crear una reacción fotoquímica dañando el medicamento.

Los frascos de pastillas anaranjados evitan que la luz UV dañe los medicamentos

La luz ultravioleta (UV) es un tipo de radiación electromagnética proveniente del sol y es invisible para el ojo humano.

¿Cómo afecta el calor los medicamentos?

Ciertos medicamentos pueden degradarse rápidamente, si son expuestos al calor intenso y a la luz. Medicamentos como el lorazepam y el diazepam pueden disminuir en potencia entre un 75% y un 25%, respectivamente, si se exponen a temperaturas superiores a 98 grados.

Aunque los inhaladores de albuterol no se almacenan en frascos anaranjados, es necesario tomar precauciones en cuanto a dónde se almacenan, así como otros inhaladores. Si un inhalador de albuterol está expuesto a temperaturas superiores a 120 grados, podría explotar.

Ten cuidado, inclusive si tu medicamento cuenta con un “envases especial”

Los envases especiales, como los de tipo blíster y de aluminio, podrían parecer que mantienen tus medicamentos a salvo del calor y la luz solar, pero pueden no protegerlos tanto como tú piensas que se supone lo hagan. Aunque así sea, nunca debes sacar tus medicamentos de su envase original. Dicho esto, es común que los medicamentos sean colocados en una caja de píldoras, para aquellos que toman medicamentos diariamente.

7 Consejos sobre cómo guardar tus medicamentos

  • Guarda tus medicamentos en un lugar fresco y seco
  • El calor y la humedad de la ducha o el baño pueden dañar tus medicamentos, haciéndolos menos potentes o que se dañen antes de la fecha de vencimiento
  • No guardes los medicamentos cerca de la estufa ni de ningún tipo de artefacto caliente
  • Mantén siempre el medicamento en su envase original
  • Retira la bola de algodón del frasco de medicina – ya que puede crear humedad dentro de la botella
  • Pregúntale a tu farmacéutico si tu medicamento tiene instrucciones específicas de almacenamiento
  • Guarda los medicamentos fuera del alcance y de la vista de los niños y con un seguro o cerrojo especial para niños

Cómo saber si tu medicamento está dañado

Nunca debes tomarte un medicamento que quizás esté dañado. Puedes identificar si tu medicamento está dañado si su color o consistencia ha cambiado, sin importar su fecha de vencimiento. Los medicamentos también pueden tener un olor inusual. Si tienes dudas acerca de si tu medicamento está dañado, busca información a través de tu farmacéutico. Tu farmacéutico puede brindarte asesoramiento experto en cuanto a si sigue siendo seguro que tomes un medicamento.

Bajo circunstancias específicas, algunas fábricas de fármacos realmente reemplazarán tu medicamento si éste se ha dañado. Si tus medicamentos se han dañado, asegúrate de contactar al fabricante. Aunque esto puede ser una manera de ahorrar dinero, el programa de reemplazo podría tomar más tiempo del que vale la pena.

Eliminación de medicamentos

Eliminar los medicamentos es algo bastante sencillo.

Sin embargo, existen algunos pasos que debes seguir antes de destruir o desechar tus medicamentos. Considera estos tres factores:

  • ¿Existen instrucciones específicas para desecharlos? Por ejemplo, no todos los medicamentos deben tirarse por el fregadero o el inodoro
  • Aprovecha los programas que te permiten llevar los medicamentos sin usar a una ubicación central para su recolección adecuada. Estos programas los pueden encontrar contactando a las agencias locales de seguridad o el servicio de reciclaje y basura de tu ciudad
  • Transfiere los medicamentos no utilizados a recolectores registrados en la Administración Federal Antidrogas (DEA por sus siglas en inglés). Los sitios autorizados pueden ser farmacias minoristas, hospitales o clínicas y los organismos de seguridad. Visita el sitio web de la DEA o llama al 1-800-882-9539 para obtener más información y encontrar un recolector autorizado cerca de ti

Deje de pagar de más. Busque cupones y ahorre en sus recetas.

Acceso gratuito e instantáneo a los precios de RX más bajos en farmacias cercanas.

Please use english names only when typing prescriptions in the search field.


Ex: Lipitor, Gabapentin, etc.

Please fill out all form fields before submitting.