Diálogo para médicos | Vida Saludable

¿Qué causa el sangrado cuando hago excremento y debo consultar a un médico?

Es común ver sangre en el papel higiénico después de limpiar o manchar la sangre en las heces después de una evacuación intestinal. Los síntomas generalmente se desarrollan rápidamente, y la mayoría de las causas, como las hemorroides o las fisuras anales, son tratables y no graves. Pero el sangrado rectal puede ser un síntoma de una enfermedad grave, como el cáncer colorrectal. Averigüe qué significan los síntomas de sangrado rectal, las posibles causas, los remedios caseros, los tratamientos y cuándo necesita ver a un médico.

¿Ves sangre después de que cagas? Parece que está experimentando un sangrado rectal, que puede tener muchas causas posibles diferentes. El sangrado rectal es otra forma de decir que la sangre se está escapando de algún punto del colon, el recto o el canal anal. El sangrado rectal suele ser desagradable y doloroso.

Las 10 causas más probables detrás de por qué estás viendo sangre cuando haces caca.

Las diferentes formas y colores de sus heces pueden decirle algo sobre su salud. 

En este artículo, cubrimos 10 posibles causas de por qué se limpia la sangre cuando hace excrementos, para qué otros síntomas no puede estar atenta y cuándo es realmente el momento de entrar y ver a un médico acerca de su sangrado anal.

Todo un espectro de condiciones y factores de salud puede desencadenar o empeorar el sangrado rectal.

10 Causas Comunes Detrás De La Sangre Después de La Limpieza:

1. Hemorroides (pilas)

Las hemorroides son una causa común, dolorosa, pero afortunadamente una causa muy tratable detrás de por qué estás limpiando la sangre después de hacer caca. Las hemorroides ocurren cuando se inflaman los vasos sanguíneos muy suaves y sensibles que recubren las partes más bajas del recto y el ano.

Las hemorroides pueden desarrollarse dentro o fuera del canal anal. Pueden verse como pequeños bultitos que se desprenden y sangran ocasionalmente cuando siente un impulso repentino de hacer caca o al limpiar agresivamente.

Las hemorroides son una causa común de sangrado anal, pero afortunadamente son muy curables y evitables.

Las hemorroides pueden afectar a cualquier persona de cualquier edad, pero están asociadas con algunos factores de riesgo, que incluyen:

  • Levantamiento de peso pesado
  • y entrenamiento en cuclillas
  • estreñimiento crónico y tensión
  • el embarazo
  • Alcohol
  • diarrea crónica
  • Forzar y colar movimientos
  • intestinales
  • sentado en el baño durante
  • demasiado tiempo
  • obesidad y aumento de peso
  • significativo
  • dieta baja en fibra o desequilibrada
  • envejecimiento
  • Ciertas drogas psicodélicas (como el LSD)

Opciones de tratamiento:

Ten más cuidado con lo que comes. Se curarán más rápido comiendo una dieta balanceada y rica en fibra. En el baño, intenta y deja de limpiar tan fuerte. Intente usar un baño de mala muerte o una ducha en lugar de una toallita, o toallitas húmedas de baño.

También puede ser muy útil tomar baños calientes con frecuencia, usar cremas de venta libre, ablandadores de heces y supositorios con hidrocortisona.

Cuando ver a un doctor Si los tratamientos menos invasivos no ayudan a disminuir el tamaño de sus hemorroides, puede ver a un médico que realizará una cirugía menor y muy rápida para extraer o restringir la sangre a las hemorroides.

  1. Fisuras anales

Cuando se rasgan los tejidos sensibles y blandos que recubren el ano, el colon o el recto, se denomina fisura. Las fisuras son conocidas por ser muy dolorosas y causar sangrado rectal.

Los estudios han demostrado que las fisuras se pueden curar con una dieta rica en fibra, ablandadores de heces y baños tibios regulares. Con fisuras más graves, se puede requerir crema o cirugía de prescripción.

  1. Diverticulitis

La diverticulosis es cuando se forman pequeñas cavidades anormales llamadas divertículos en las paredes del colon. Los pequeños bolsillos crecen alrededor de una debilidad en las capas musculares del órgano.

Tener estos pequeños bolsillos o divertículos es extremadamente común, y por lo general, no hay tratamiento ni ningún síntoma debido a las formaciones anormales. Sin embargo, pueden infectarse, lo que a menudo es doloroso y causa un sangrado rectal que se produce en forma moderada a un torrente de sangre que fluye durante unos pocos segundos. Esto se puede tratar con cirugía en los casos más graves, o es posible que pueda frustrar la enfermedad con antibióticos.

  1. Fistulas

Una fístula, que es técnicamente una conexión “anormal” entre dos órganos, es lo que sucede cuando una abertura o bolsillo anormal crece y se ensancha entre dos órganos vecinos. Las fístulas pueden ocurrir durante el parto natural. Las fístulas pueden aparecer entre el ano y el recto, o entre el ano y la piel. Las fístulas a menudo descargan sangre y un líquido blanco.

Las fístulas anales se pueden manejar con antibióticos, pero existe la posibilidad de que requieran cirugía si progresan y se expanden más allá de la reparación natural del cuerpo. El objetivo es poder tratar las fístulas con éxito, sin comprometer la continencia fecal.

  1. Proctitis, Colitis, or Gastroenteritis

Cuando los tejidos blandos que forman el recto se inflaman, lo que a menudo produce dolor y sangrado, esto se conoce como proctitis. La colitis es cuando los tejidos que recubren el interior del colon se inflaman y pueden causar úlceras o úlceras abiertas y progresivas que conducen al sangrado del trasero.

Las causas comunes de proctitis y colitis incluyen, entre otras, las siguientes:

  • Infecciones Afecciones
  • asociadas con problemas digestivos, como el síndrome del intestino irritable (SII) o la enfermedad de
  • Crohn
  • Coito anal
  • Flujo sanguíneo restringido al colon o recto
  • Ciertos medicamentos, como anticoagulantes
  • Tratamiento de radiación o quimioterapia
  • Un bloqueo en el colon inferior o en el tracto recto.
Un bloqueo severo en el tracto digestivo puede ser muy peligroso.

 

 

 

 

 

Recuerde que el uso de antibióticos elimina las bacterias buenas y malas en el tracto digestivo, por lo que deberá reponerse con probióticos y fibra.

Busque atención médica de inmediato. Dependiendo de las causas y la gravedad, los tratamientos van desde antibióticos hasta cirugía. La gastroenteritis es la inflamación del colon y el estómago que causa diarrea que puede contener moco y manchas de sangre.

Es inducido por una infección bacteriana o viral, y aunque por lo general no causa un lavado de sangre, puede causar diarrea notablemente sangrienta. El tratamiento para la gastroenteritis no implica ninguna cirugía.

Se trata principalmente de tomar líquidos, descansar y luego, dependiendo de la causa, puede significar antibióticos o antivirales específicos.

6.Prolapso rectal

Cuando los tejidos rectales se debilitan con el tiempo, esto puede hacer que una parte del recto se empuje hacia adelante o sobresalga hacia afuera del ano y se hunda, lo que generalmente causa dolor y, casi siempre, sangrado y marcas de deslizamiento rojas. En realidad, el prolapso es bastante común en los adultos mayores y, sin lugar a dudas, se ve más en los ancianos que en la multitud joven. Las personas con prolapso pueden necesitar cirugía para corregirlo con el fin de aliviar por completo el dolor crónico.

7.Hemorragia interna

Una lesión importante en cualquiera de los órganos gastrointestinales puede llevar a una hemorragia interna que luego se disipa y atraviesa el recto. Hay varias enfermedades gastrointestinales severas que pueden causar sangrado interno. El sangrado interno casi siempre requiere hospitalización y cirugía. Cuando ver a un doctor El sangrado rectal ocasional a leve es en realidad bastante común entre la población adulta típica, y con frecuencia no necesitará atención médica ni tratamiento.

8. Infecciones de transmisión sexual (ITS)

Cuando tienes sexo anal sin protección, una amplia gama de virus y bacterias terminan flotando alrededor de tu trasero. Todas las formas de sexo anal, desprotegidas o no, pueden causar inflamación del ano y del recto y posible infección.

Y si su ano está inflamado, es más probable que sangre durante su próximo viaje al baño. El tratamiento para las ITS generalmente involucra un antibiótico, un antiviral o un medicamento antimicótico, pero la elección del tratamiento depende de que la causa sea bacteriana, micótica o viral.

9. Los pólipos

Los pólipos son tumores no cancerosos y anormales en cualquier parte del cuerpo y alrededor de él. Cuando los pólipos deciden desarrollarse en el revestimiento del recto o colon, pueden ser muy irritantes, causar inflamación y estar acompañados por una pequeña cantidad de sangrado. Si tiene pólipos, los médicos a menudo tomarán pólipos de biopsia para que puedan ser examinados en busca de signos de cáncer. Esto reducirá enormemente el riesgo de que se vuelvan peligrosamente cancerosos y potencialmente incurables en el futuro.

Vale la pena controlar los pólipos regularmente, ya que los cánceres de colon y recto se desarrollan a partir de pólipos que comienzan como benignos.

10. Cáncer de recto o colon

Hasta el 48% de las personas con cáncer colorrectal han experimentado sangrado rectal, acompañado de inflamación e irritación. El cáncer de colon es una forma de cáncer que se mueve muy lentamente, por lo que a menudo es tratable si se detecta temprano. El cáncer de recto, aunque es mucho más raro que el cáncer de colon, también suele ser curable si se detecta y trata al principio.

Todos los casos de cáncer gastrointestinal requieren tratamiento. El tratamiento generalmente implica la necesidad de una combinación de cirugía, quimioterapia y radioterapia.

Cuándo preocuparse por una condición subyacente más grave:

El sangrado rectal doloroso severo, crónico o “llorar en el inodoro” ocurre por más de 2 a 3 semanas, puede ser un signo de una condición subyacente más grave. Debe buscar atención médica formal de inmediato si este es el caso.

Las personas a menudo notan el sangrado rectal cuando ven rayas o tiras de sangre en sus heces, mientras se limpian, o en la taza del inodoro. Otros encuentran sangre en su ropa interior, o notan que el agua del inodoro se ve de color rosa rojizo después de usar el baño. Otros casos de sangrado rectal causan heces de color alquitranado oscuro y olor desagradable, mezclados con rojo muy oscuro a sangre negra.

Qué se considera hemorragia rectal crónica leve a grave y qué signos buscar para saber si programa una cita para ver a un médico:

  • Hemorragia crónica en adultos que dura más de 2 a 3 semanas.
  • Los niños con cualquier tipo de heces con sangre o sangrado rectal Hemorragia crónica acompañada de fiebre.
  • Bultos simultáneos en el abdomen que pueden ser un signo de hernias
  • Caca más delgada, más larga o más suave que el promedio durante al menos tres semanas o más.
  • Brotes largos de estreñimiento o cambios drásticos en los movimientos intestinales habituales
  • Abdomen extremadamente sensible e hinchado.
  • Dolor agudo en el abdomen.
  • Fuga incontrolada desde el ano.
  • Sangrado crónico con náuseas o vómitos.
  • fatiga o debilidad
  • Pérdida de peso inexplicable
  • pérdida de consciencia
  • Confusión
  • Chronic bleeding in adults that lasts longer than 2 – 3 weeks
  • Un colon claro vs. uno que experimenta estreñimiento severo y malestar.

Los síntomas asociados con el sangrado rectal significan que debe buscar atención de emergencia lo antes posible:

  • Sangre que corre de los ojos, oídos o nariz.
  • Tos con sangre o vómitos con sangre o negro
  • Cualquier dolor inexplicable, agudo en el abdomen.
  • Cualquier forma de sangrado donde la sangre parezca ser el color del negro.
  • Diarrea sanguinolenta que no tiene nada que ver con una afección abdominal diagnosticada o un tratamiento médico reciente
  • Dolor severo de espalda baja

Sangre clara vs. Sangre oscura vs. Sangre negra al limpiar

En general, limpiar y ver sangre roja más oscura es una indicación de sangrado en el intestino delgado o tracto del colon superior, mientras que sangre roja brillante significa sangrado en la parte inferior del colon o recto.

Si alguna vez ha encontrado sangre tan oscura que se ve negra, generalmente es un signo de sangrado en el estómago u otros órganos más arriba en el sistema digestivo. Busque atención médica de inmediato.

Cómo probar y diagnosticar las condiciones subyacentes

Si su sangrado rectal está relacionado con una condición médica existente, es probable que un médico quiera hablar con usted sobre las formas de controlar, reducir y rastrear sus síntomas.

Cuando se desconoce la causa del sangrado rectal, un médico puede hacer preguntas sobre la historia clínica personal y los síntomas. Un médico también trabajará si se requieren pruebas adicionales, dependiendo del nivel de gravedad de su condición.

Un médico también puede hacer una derivación a un especialista gastrointestinal o colorrectal.

Las muestras de heces son recolectadas por internistas y especialistas y enviadas a laboratorios para pruebas adicionales.

Pruebas de sangrado rectal realizadas por un médico general para tratar el sangrado rectal incluyen: Análisis de laboratorio de una muestra de heces Un examen físico del ano y el recto

El gastroenterólogo y otros especialistas pueden realizar pruebas adicionales que podrían incluir:

Una colonoscopia o sigmoidoscopia flexible. Aquí es donde se inserta un tubo equipado con una cámara en el ano y hacia arriba en el tracto digestivo para examinar los tejidos.

Una tomografía computarizada o una tomografía computarizada que proporciona un mapa de imagen en 3D del área problemática. Se puede extraer una pequeña muestra de tejido o Biopsia para un examen y prueba adicionales

Cómo detener el sangrado anal y otros consejos de prevención

No existe una forma comprobada de evitar todos los casos menores de sangrado anal, pero solo conocer cuáles son los factores comunes que empeoran o desencadenan el sangrado rectal puede ser extremadamente beneficioso.

Los consejos para prevenir y detener el sangrado rectal, de colon y anal incluyen:

  • Coma una dieta equilibrada alta en fibra o complemente su dieta con pastillas de fibra
  • Bebe más agua y mantente siempre hidratado.
  • No se siente en el inodoro durante mucho tiempo ni se haga pasar por el increíble cuerpo durante las visitas al baño.
  • Limpie su trasero suavemente evitando ir al baño.
  • Reemplace el papel duro y resistente con toallitas húmedas y suaves.
  • Abordar la diarrea crónica o excesiva con medicamentos de venta libre, como el subsalicilato de bismuto.
  • Usar condón durante el sexo y el sexo anal.
  • Para el estreñimiento crónico, es posible que desee probar los ablandadores de heces de venta libre, que están disponibles en línea o en farmacias.
  • Trate de no levantar mucho peso o hacer entrenamiento pesado en cuclillas.
  • Mantenga un peso corporal saludable o intente perder el exceso de peso. Tomar baños largos y tibios todas las noches sin productos de baño aromáticos con frecuencia puede ayudar.
  • Evite el uso excesivo de medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE) Evita ciertos alimentos.
  • No coma alimentos picantes, cremosos, grasosos, ricos o procesados ​​o refinados. Haga que un médico revise los anormalidades en y alrededor de su trasero para estar seguro.

Es una buena idea hablar con su médico acerca de los síntomas gastrointestinales que pueden ser un signo de afecciones subyacentes, como crecimientos anormales, infecciones o posibles afecciones digestivas.

  • Si está preocupado, siempre es una buena idea consultar con su médico acerca del sangrado rectal.

¿Cuándo debería preocuparse por el sangrado rectal?

La ocasional gota de sangre roja más ligera aquí o allá en su papel higiénico en el inodoro o en su caca no es nada para asustarse, sino algo que vale la pena vigilar. Es posible que desee volver a evaluar su dieta, así como los mecanismos de afrontamiento del estrés.

Muchas personas a menudo ignoran los problemas de sangrado rectal porque les avergüenza decirle a su médico, pero recuerde que un sangrado abundante o crónico desde abajo puede provocar una pérdida de sangre grave o puede ser un signo de una condición subyacente peligrosa.

No te avergüences. Solo tienes un vagabundo y debes usarlo diariamente.

Busque atención médica formal cuando su problema de sangrado de glúteos sea crónico o esté formando crecimientos similares a globos alrededor del ano. Hable con un profesional de la salud sobre los remedios caseros que ha intentado y funcionó, y lo que encontró como un desperdicio.

Cuando la hemorragia a tope realmente significa que necesita atención médica inmediata: Si va al baño y la sangre que está limpiando o viendo en el inodoro es muy oscura y de aspecto negro, debe buscar atención médica lo antes posible.

Este tipo de sangrado rectal durante más de unos minutos, combinado con otros síntomas, como dolor intenso, fiebre, debilidad, vómitos o tos con sangre, puede ser potencialmente mortal y requiere una intervención médica inmediata. También te puede interesar:

That sudden urge to poop your pants after eating and what you can do about it

Deje de pagar de más. Busque cupones y ahorre en sus recetas.

Acceso gratuito e instantáneo a los precios de RX más bajos en farmacias cercanas.

Please use english names only when typing prescriptions in the search field.


Ex: Lipitor, Gabapentin, etc.

Please fill out all form fields before submitting.