Remedios Naturales | Vida Saludable

Primeros auxilios: tratamiento en casa de heridas menores y rasguños

Las heridas menores y los rasguños producto de lesiones cotidianas por lo general se pueden tratar en casa y no requieren un costoso viaje a la sala de emergencia. Pero con las infecciones resistentes a los antibióticos en aumento, las heridas menores podrían volverse mortíferas.

De hecho, los ungüentos antibacterianos pueden ser uno de los factores detrás de la propagación de una cepa especialmente letal de MRSA (Staphylococcus aureus resistente a la meticilina), según un estudio de 2011 publicado en Emerging Infectious Diseases.

“La gente debe entender que el triple antibiótico [ungüento] no es omnipotente, y evitar el uso preventivo o excesivo de esta pomada”, dijo el autor del estudio y bacteriólogo, Masahiro Suzuki, al escritor de Livescience, Joe Brownstein.

Primeros auxilios sin antibióticos tópicos, para el tratamiento de cortes menores y rasguños

Hay medidas probadas para tratar cortes menores y raspones en el hogar sin usar antibióticos tópicos, que no comprometerán tu salud en el futuro.

Aquí están las pautas para el tratamiento apropiado del cuidado de heridas en el hogar avalado por la Comisión Americana de Acreditación de Cuidados de Salud (URAC) y apoyado por el especialista en medicina integrativa de saludmóvil ™, Dr. Joseph Mosquera.

Paso 1: lava la herida con agua fría

Al tratar una cortadura menor en casa primero lávate bien las manos con jabón para evitar la infección.

A continuación, lava la herida con jabón suave y agua fría.

“Puedes sostener la herida bajo agua corriente o llenar una tina con agua fría y verterla con una taza sobre la herida”, dice familydoctor.org.

A pesar de que por instinto quieras usar una solución de limpieza más fuerte (como el peróxido de hidrógeno o yodo), según AAFP estos pueden irritar las heridas y debes esperar hasta que hables con un profesional de la salud para aplicarlos. Sin embargo, en caso de que no tengas acceso a agua limpia, el Dr. Mosquera recomienda usar la solución antiséptica betadine lo antes posible.

La AAFP recomienda el uso de jabón de manos y una toalla suave para limpiar la piel alrededor de la herida, y si se utiliza algún instrumento como una pinza con el fin de eliminar la suciedad, asegúrate de haya sido esterilizada.

Paso 2: aplica presión directa para detener el sangrado

Una vez que el área está limpia, aplica presión directa para detener el sangrado.

Normalmente, en la mayoría de las cortadas menores, el sangrado se detendrá por sí solo después de un corto período, pero si persiste, aplica una presión firme pero suave sobre la herida con un paño limpio, una toalla de papel, una pieza de ropa, un pañuelo o una gasa. Elevar el brazo donde se produjo la cortada por encima del nivel de corazón (si es posible), o la pierna en caso de que sea ahí donde se produjo el corte, también ayudará a disminuir el sangrado.

“Si la sangre pasa la gasa o la tela que estás sosteniendo sobre el corte, no las quites. Simplemente pon más gasa u otro paño encima de lo que ya tengas en el lugar y aplica más presión de 20 a 30 minutos “, dice familydoctor.org.

Paso 3: mantén limpia y seca la herida (¡y omite el ungüento antibiótico!)

Una vez que la herida ha dejado de sangrar, es hora de considerar un vendaje.

“Cuando la herida ya no está sangrando, se puede aplicar un ungüento antibacteriano  para crear una capa protectora, pero si se pone crema antibiótica en cada pequeño corte y rasguño, esto puede contribuir a la resistencia a los antibióticos “, dice el Dr. Mosquera.

Aunque la AAFP recomienda el ungüento antibiótico, observa que los vendajes hacen casi lo mismo que los antibióticos tópicos, y que la mayoría de los cortes y los rasguños menores se curarán bien sin ungüento antibiótico.

Según informa la Clínica Mayo, los ungüentos antibióticos no hacen que las heridas se curen más rápido.

“Si están en un área que pueda ensuciarse (como la mano), o se irritan con la ropa (como la rodilla), cúbrela con una tira adhesiva (una marca: Band-Aid) o con gasa estéril y cinta adhesiva”, indica familydoctor.org.

Cambia el vendaje diariamente para mantener la herida limpia y seca.

Si la herida no está en un área que pueda ensuciarse, o la ropa no la frota, no tienes que cubrirla. Según la AAFP, dejar una herida descubierta en realidad puede ayudar a que se mantenga seca y a que sane.

Cuando la herida comienza a sanar

Los pequeños cortes y los rasguños forman una costra y deben sanar dentro de un par de días.

A pesar de que una costra inevitablemente provoca picazón, el Dr. Mosquera asegura que se caerá sola y sin tu ayuda.

“También es una buena idea mantener los cortes y rasguños protegidos del sol mientras se están curando. Demasiada exposición al sol en la piel que está en proceso de sanación puede conducir a que las cicatrices sean peores “, explica el Dr.Mosquera.

¿Cuándo debo recibir atención médica más allá del tratamiento en el hogar?

El Dr. Mosquera indica que debes llamar a tu médico de familia o visitar la sala de emergencias tan pronto como sea posible, si comienzas a notar cualquiera de las siguientes señales de infección en una herida:

  • enrojecimiento, inflamación y calor
  • pus o supuración
  • fiebre
  • dolor creciente
  • rayas rojas alrededor de la herida
  • persiste el sangramiento

Recuerda, los rasguños más grandes o heridas más profundas deben ser vistos por un médico o enfermera.

Las cortadas más complicadas, según MedLinePlus, pueden necesitar una reparación con pegamento para la piel, puntos de sutura o grapas.

¡Feliz y saludable sanación, amigos!

¿Sigues pensando en esto? Envía tus comentarios, preguntas y preocupaciones a Elara@saludmovil.com.

Deje de pagar de más. Busque cupones y ahorre en sus recetas.

Acceso gratuito e instantáneo a los precios de RX más bajos en farmacias cercanas.

Please use english names only when typing prescriptions in the search field.


Ex: Lipitor, Gabapentin, etc.

Please fill out all form fields before submitting.